Ir a Comodón

El lanzamiento, un gran espectáculo deportivo

0

Hace tiempo que surgió una duda en mi cerebro. Siempre he desconocido quién fue el ilustrado que se le ocurrió crear un deporte que consistía en lanzar cosas. No hablo de la petanca, los dardos o el curling -esa disciplina que consiste en tirar piedras de mármol sobre el hielo e ir barriendo el ‘caminico’ con una escoba-. Al menos, estas modalidades tienen un fin, ya que tienes que acercarlos a algo. Yo me refiero a esos deportes que solo tienen como finalidad lanzar objetos. Y cuanto más lejos, mejor.

Uno de los más famosos es el lanzamiento de disco, que está muy bien, todos alguna vez hemos jugado con un frisbee y entretiene la cosa. Olímpico también es el lanzamiento de jabalina, que no sé por qué se le llama jabalina si eso es una lanza de toda la vida; sería porque lanzamiento de lanza no quedaba bien, no lo sé.

Ahora empezamos con los que a mi parecer se nos va un poco la ‘pinza’. El lanzamiento de peso o también llamado de bala -esto lo vi en la WiKipedia- que consiste en lanzar una bola de acero que, para hombres pesa 7.26 kg. y para las mujeres 4kg. No me digáis que no hace gracia cuando los ves lanzar a esos pedazo de atletas con esos brazos con esa concentración esa fuerza y cuando lanzan sale muerto el peso.

Otra de las modalidades es el lanzamiento de martillo. Aquí tengo que hacer un reflexión, porque no sé a quién se le ocurriría llamar a una bola atada por una cadena “martillo”, vamos que yo le diría “¡Toma pues clávame el clavo este en la pared con el martillo ese!”

También se lanzan teléfonos móviles y quesos

Pero si ya la cosa olímpica tiene guasa, los humanos que tenemos esa tendencia a darle vueltas a cosas sin trascendencia hemos llegado a inventarnos nuevas competiciones. El primer ejemplo que se me viene a la cabeza es el lanzamiento de teléfono móvil, una competición que lleva más de siete años celebrándose en Savonlinna, Finlandia.

Otro evento que seguro habéis visto alguna vez en las noticias es el festival del queso rodante, cuyo nombre original en inglés es Cooper’s Hill Cheese-Rolling and Wake, es un evento anual que se celebra el último lunes de mayo en Gloucester, Inglaterra. Este juego no consiste en tirar el queso lo más lejos, sino soltarlo por una colina bastante empinada y salir detrás corriendo. Nada más y nada menos.

Siguiendo con las competiciones de esta modalidad también las hay de mal gusto. La más representativa de esta categoría es el lanzamiento de enanos. Se trata de un tipo de atracción en bares de Australia, Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, Canadá, Irlanda y otros países en la cual enanos vestidos con ropa especial acolchada o con disfraces recubiertos de velcro son lanzados hacia pisos o paredes cubiertas acolchonadas. Los participantes compiten para ver quién puede lanzar a su enano más lejos.

En España, pioneros

En España somos pioneros en invertarnos competiciones de este tipo. Fijáos que en Elche -el palmeral de Europa- que, como no podía ser de otra manera, crearon el campeonato de lanzamiento de hueso de dátil. Actualmente el récord esta en 28 metros. Ahora se desarrolla sobre alfombra, ya que antes se hacía sobre el suelo y rebotaba, con los daños que eso provocaba.

El lanzamiento de Hueso de Cieza, el más famoso

Y como no nombrar una de las competiciones más afamadas. Se trata del lanzamiento de hueso de oliva de Cieza. Desde 1995 llevan año tras año organizando este evento con cada vez más repercusión. Según he podido investigar, se hicieron pruebas con hueso de melocotón, ciruela y albaricoque. Finalmente se decidieron por el de oliva, ya que un hueso de oliva bien ‘repelao’ y con un enjuague de cerveza tiene una aerodinámica muy especial.

Jumilla también tiene su competición

Los humanos somos gente que no podemos estarnos quietos. En Jumilla por el mes de agosto se celebra desde 1993 el campeonato nacional de lanzamiento de “azaón”, que es como se le llama por esas tierras a la azada. El récord está en 38.60 metros que se logró en 2007.

Vamos que tener que inventarnos en Yecla algún deporte de estos. Así nos entretenemos. A mí se me ocurre, ya que la cosa va de lanzar productos de la tierra, crear el campeonato de lanzamiento de  esqueleto de sofá o mecanismo abatible. Se admiten propuestas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.