Spumaytel

El Churra hurga en la herida (3-2)

0

El Yeclano Deportivo dijo adiós a su gran racha de resultados fuera de casa. Los yeclanos estuvieron muy por debajo de un Churra que venció a los yeclanos en todas las facetas y golpeó a los azulgranas con un 3-2 en un partido en el que el conjunto de Sanjuán no se habituó en ningún momento a las estrechas dimensiones del césped.

Desde el principio el Churra imprimió un ritmo al partido vertiginoso, con mucha presión en el centro del campo y obligando a que el juego fuese más por el cielo de Murcia que por el césped artificial. Un juego directo ante el que el Yeclano no tuvo respuesta.

Los locales fueron más intensos y se anticipaban constantemente a los azulgranas. Fruto de ese dominio territorial llegó el primer gol en un lanzamiento de Francis que abrió el marcador en el minuto 18.

El balón parado fue otro de los males de cabeza de un Yeclano desdibujado. Fue ahí donde llegó el 2-0 en un error colectivo que aprovechó el defensa Monti para ampliar la renta en la segunda mitad. Y en estos 45 minutos pudo ser más grave la herida. El bagaje ofensivo de los de Sanjuán se resume en un disparo de falta de Sergio y un remate de córner de Castellanos que no encontró el camino del gol.

Ya en la segunda mitad y con la intruducción de José Alberto y el regreso de Borja Mir el Yeclano ofreció algo más de mordiente. En el minuto 20 de la reanudación Castellanos redujo distancias en un saque de esquina.

Los yeclanos buscaron el gol del empate, pero el tanto llegó en el área contraria. De nuevo a balón parado el Churra amplió la ventaja, de nuevo con Monti como protagonista. Una diana que envió al traste con las esperanzas azulgranas.

De ahí al final el Yeclano solo pudo maquillar el resultado con un gran gol de Crivi en los minutos finales, que no inquietó al cuadro local. Incluso hubo tiempo para que el colegiado expulsase a Pascui al tratar de hacer una chilena e impactar con un defensor rival. Una dolorosa derrota en un encuentro muy gris que no permite aprovechar las derrotas de Águilas y Lorca.

Compartir.