Spumaytel

El Pinatar se vistió de azulgrana

0

El Pinatar es desde ayer un equipo querido por los aficionados azulgranas. Los de San Pedro con su victoria echaron del ring a un La Unión que venía a amenazar con llevarse  una plaza que le diera opción a luchar por el ascenso. Los costeros hicieron un favor al Yeclano de los que será difícil de olvidar, pero fundamentalmente se hicieron un favor a sí mismos para evitar el descenso.

En la jornada 33 no hay rival pequeño, ni sencillo, ni bisoño. La Unión no compitió ante un Pinatar con las ideas claras. El conjunto local se hizo con una victoria justa, empañada por los incidentes posteriores que provocaron futbolistas y jugadores visitantes ante la impotencia de decir adiós al ascenso. Si los unionenses se hubiesen impuesto, el Yeclano no dependería de si mismo para estar entre los cuatro primeros.

Pero si favor hizo el Pinatar, también reseñable es el punto que arañó el Plus Ultra en El Pitín ante el Mar Menor. Los del Llano de Brujas están luchando por mantenerse en la Tercera y arañaron un empate ante los de San Javier, que mostraron una vez más que son capaces de lo mejor y lo peor.

El cuadro azulón no será un rival sencillo para el Yeclano. Hay un puesto para dos equipos. Ellos mismos son los que entre sí se lo disputarán. El que gane luchará por estar en Segunda B. El que pierda se despedirá de la temporada. El empate dará el pase al Mar Menor.

El gran triunfador de la temporada es El Palmar, que certificó que estará en el bombo de los play off al aprovecharse de que sus tres rivales perdieron. Si ganan al Pulpileño en la última jornada entrarán como terceros. Si no ganan, o Yeclano o Mar Menor pueden optar a ese honor.

Tarde mágica la de este domingo, pero sin transistores. Lo importante se disputa en el cuerpo a cuerpo. Todos los equipos dependen de sí mismos para triunfar, si fracasan la derrota será exclusivamente suya. El Yeclano no puede fallar.

Compartir.