Spumaytel

La sordera de un joven le cuesta una expulsión injusta

0

La discapacidad es un elemento más dentro del deporte. Este pasado sábado se produjo un desagradable acontecimiento en el Complejo Juan Palao en el partido entre el Infantil A de la Sociedad y el Torre Pacheco.

Un jugador del equipo visitante llevaba una tarjeta amarilla en la primera mitad y en la segunda parte en una falta a favor de ellos en una zona sin peligro para el cuadro de Yecla optó por poner el balón en juego antes de que el árbitro pitara y diera permiso, directamente recibió la segunda tarjeta y fue expulsado. Las miradas de algunos espectadores siguieron al chico al llegar al banquillo y pudieron ver como sentía una gran frustración por esa tarjeta, recibiendo el apoyo de su entrenador.

Al acabar el encuentro el entrenador y el delegado visitante mostraron al colegiado el aparato auditivo BTE que llevaba el futbolista haciéndole ver las dificultades auditivas del pequeño y la injusticia de la expulsión por este motivo.

Una información que llegó demasiado tarde para el colegiado. La asociación No Hay Límite afirma que hay que informar adecuadamente de todos los aspectos que puedan afectar al juego y a los futbolistas para que aquellos jugadores con capacidades diferentes compiten en igualdad de condiciones que sus compañeros.

Compartir.