Spumaytel

Sandroni: “Se están riendo de nosotros”

0

El Yeclano Deportivo vive las horas más difíciles desde su fundación en 2004. La incógnita de si va a estar o no en Segunda B desde hace 15 días ha paralizado la planificación y está minando la moral de un conjunto modélico en lo institucional y que ha tenido un comportamiento excepcional en lo económico en sus 15 años de recorrido por el fútbol, donde no debe ni un céntimo a nadie.

Su técnico Sandroni mostraba ayer su indignación y la indefensión en la que se encuentran. “El jueves escuchamos las palabras de Monje Carrillo decir que tras la renuncia del Lorca la plaza era nuestra y que la RFEF estaba al tanto y aprobaba esta decisión, el domingo entraron otros equipos y el lunes aparece una deuda. No entendemos nada. Se están riendo de nosotros. Cada día nos levantamos con una sorpresa, las deudas aparecen donde no existían, otros equipos pugnan por la plaza sin que su plantilla lo sepa. Esto no es serio”.

Este desencuentro en los despachos está hundiendo a jugadores y cuerpo técnico, que desde hace días no saben cuál va a ser su futuro más inmediato. El lunes comenzaron los entrenamientos y esta crisis está haciendo mella en ellos.

Sandroni incluso cree que hay que empezar con medidas de presión para obligar a que desde las instituciones se tome una decisión y habla incluso de renunciar jugar en ambas categorías, para mostrar el malestar que hay en La Constitución con este asunto. “Hace dos semanas nos dijeron que estuviésemos preparados, desde entonces no hemos podido planificar nuestra temporada como quisiéramos, se han ido cuatro o cinco futbolistas que teníamos fichados a otros equipos porque no podían esperar más”.

Esperar siete días más para este Yeclano puede ser letal para los intereses de los azulgranas, que creen que la solución debe ser inmediata y que las federación regional debe trabajar por explicar por qué comunicó a los de Yecla y al Algar sus respectivos ascensos.

Lo que si advierten desde la casa azulgrana es que en caso de que el Lorca no pagase su deuda de 400.000 euros y se reclamase al Yeclano abonar estos recursos, los de La Constitución renunciarían. “Nosotros hemos sido siempre un club pagador, no tenemos deudas, pero no tenemos 400.000 euros para competir, aquí no hay ni inversores chinos ni dinero caído del cielo, ni lo queremos” advertía el presidente, Pedro Romero.

Compartir.