Logotipo Sixtudio

¡Serna de mi vida! (2-2)

0

De lo irracional, el fútbol es lo mejor. Mágico, impredecible, caprichoso e inolvidable para quienes vivieron en El Mayayo un alirón de locura e historia. Eso si, esta vez fue justo en vez de cruel como lo es en muchas ocasiones. Y lo fue porque este equipo, tras el verano que pasó, tras el largo temporadón, y ante el alucinante idilio de la afición, merecía ser campeón de liga. Segunda consecutiva y primera vez que sucede algo así para el primer equipo de Yecla.

Y en todas las citas mágicas suele aparecer un héroe. Allí estaba él: Miguel Serna. Un hombre que en el 91 subió a rematar un córner siendo un reconocido cancerbero y pasó a convertirse segundos más tarde en auténtico mito eterno para la memoria de los aficionados azulgranas, además de pasar a ser trending topic nacional en redes y en medios de comunicación.

Fenoll la puso al primer palo en un córner, la defensa la despejó a la frontal y allí Serna pareció ponerse uno de sus guantes en su bota derecha para hacer un auténtico golazo de crack por toda la escuadra. Un gol que vale una liga, y un gol que sirve de enmienda a la totalidad de las inseguridades que arrastraba las últimas semanas el equipo. Porque una locura colectiva así cura vértigos y hasta cura físicos.

De los 91 minutos anteriores solo merece la pena destacar a estas alturas que el UCAM B lo puso muy difícil, y que el Yeclano tuvo muy poca pegada en sus múltiples llegadas mientras que volvía a comprobar lo fácil que le resulta a los rivales hacer goles.

De chapeau el filial universitario, que casi media hora después de acabar el partido y esperando pacientemente que pasara el delirio colectivo, realizaron con la vestimenta puesta el pasillo de honor al campeón. Ahora, todo asistimos expectantes a qué es lo que el fútbol querrá deparar al Yeclano en el play-off cuyo rival se conocerá este lunes por la tarde.

Compartir.