Ir a Comodón

El mejor Yeclano asoma en El Rubial (2-3)

0

VER CLASIFICACIÓN

Jugarse prematuramente el status de un equipo en el campo más emblemático y decano de la Tercera provoca una dicotomía entre lo complicado del asunto y la oportunidad que supone rehacer la autoestima en caso de lograr lo que nadie hasta ahora había conseguido esta campaña. Para, por fín, alegría azulgrana, el Yeclano venció al Águilas en El Rubial en un choque tan trabajado como práctico que primero se le puso de cara con 0-2, para después torcerse con facilidad, y concluyendo con desenlace de desfogue en el descuento.

Lo cierto es que hacía mucho que el equipo de Sandroni no afrontaba una primera parte sin contratiempos, lo que le permitió ejecutar ese planteamiento de partido largo que le gusta al míster. Durante los primeros cuarenta y cinco minutos no se vio ni un córner y ningún disparo entre los tres palos, palpándose respeto mutuo, intensidad y un entramado táctico dispuesto desde el banquillo que aportó mejora pero el que denotaba todavía falto de calibrar.

El primer tufillo a cambio de tendencia se vivió en lo único relevante antes del descanso, cuando una falta de Juanma Acevedo desde la frontal, idéntica a la de San Javier y a la del Imperial, esta vez se estampaba en el travesaño con un leve guiño de la, hasta ahora, esquiva diosa fortuna.

Las gentilezas de ambos conjuntos se quedaron en el vestuario para encarar una segunda parte a cara de perro de la que se fueron precipitando los acontecimientos. Vivanco y Joaquín avisaron pronto, pero no iba a tardar mucho el Yeclano en coger ventaja por medio de un Juanmi que presionó y definió con un acierto del que parecía arrepentirse en su respetuosa celebración ante su antiguo equipo.

El siguiente indicador que apuntaba a posible fin del gafe llegó muy poco después, cuando los azulgranas se erigieron por fin como los más listos de la clase al sacar rápido y pillar en paños menores a una zaga blanquiazul que protestabad al árbitro permitiendo que Toni Vela la enviara rápida hacia Tonete y éste fuera derribado dentro del área por el cierre.

Vela, que se quedó con el calentón de desvirgar el punto de penalti la semana anterior, ponía un 0-2 que parecía ir en serio. Pero como en casi todas las depresiones, la cura no se iba a conseguir sin recaída previa. El Yeclano no aguantó ni el primer envite aguileño, y Emilio rematando un córner con facilidad retaba a los de Sandroni a saber lo que es un verdadero partido largo.

El gozo cayó al pozo cuando un genial Rubén Primo recortó y la puso en el palo largo a pierna cambiada. Sin embargo, tras el desmérito de la inmadura resistencia azulgrana se dio otra vuelta de tuerca, y aunque sin un estilo definido y con la única identidad que la testiculina y el coraje colectivo, el Yeclano creció anímicamente hasta quitarse el velo de los complejo. El golpe lo dio en el descuento aplicando toda la furia contenida en una zurda de Tonete que no desaprovechó el balón arriba de lo que era el último cartucho del partido.

Tras estos 4 de 6, diciembre se erige a ser luz, faro y guía para la concepción de ese don divino llamado regularidad.

Águilas: Javi Soto, Fran, Rubén Primo, Manzano, Diego Ruiz, Emilio, Joaquín (Sergio García, 68′), Xavi (Campanas, 57′), José David, Juanma (Chinchilla, 86′) y José Manuel.
Yeclano: Fran, Enrique, Jorge Varela (Joselu, 62′), Rumbo, Chino, Juando, Toni Vela, Vivanco, Tonete, Juanmi (Iker Torre, 75′) y Álvaro Cano (Crivi, 46′).
Árbitro: Gea Penalva. Amonestó a los locales Manzano, José Manuel, Fran y Rubén Primo. Y a los visitantes Álvaro Cano, Jorge Varela, Rumbo y Fran.
Goles: 0-1 m. 51 Juanmi. 0-2 m. 55 Toni Vela (p). 1-2 m. 59 Emilio. 2-2 m. 72 Rubén Primo. 2-3 m. 93 Tonete.
Incidencias: El Rubial, 500 espectadores.
Compartir.