Spumaytel

La otra mejilla, también (2-2)

0

Ofrecido por CARNICERÍA CARMELO PUCHE


Otra vez. La segunda consecutiva. El Yeclano puede volver a sentirse perjudicado por la actuación arbitral por segunda semana seguida. Los azulgranas, que pidieron hasta dos penaltis perfectamente pitables a Fenoll en la primera mitad, vio cómo se le señaló otro, igual de punible, a cinco minutos del final. Además, tuvo que soportar una rigurosa expulsión por doble amarilla a Alayeto con el partido 2-1 a falta de 17 minutos para el final.

La labor de Bosch Domenech ensombreció sin embargo los dos golazos de Saura y Tonete para remontar en la segunda mitad el tanto inicial de Rafa Mella en los primeros compases de juego. Gaspar, de pena máxima, puso el empate con sabor a derrota en La Constitución.

El árbol creció torcido desde prácticamente el inicio. De poco sirvió el gran inicio del Yeclano, que arrinconó al Mérida con sendas llegadas de Mario Sánchez y Alayeto que acabaron en nada. Y es que en la primera con cierto peligro que dispuso el Mérida, obtuvo el premio del gol.

Llegó precedido de un error de Mario Sánchez en un balón nevado. No midió bien y resbaló justo ante Rafa Mella que tuvo el tiempo y el espacio para armar el disparo ante un Serna totalmente vendido a los seis minutos de juego. El mazazo fue duro para los azulgranas que tardaron varios minutos en reaccionar.

Pero cuando lo hizo se topó con un Bosch Domenech que quiso emular a Busquets Ferrer en La Condomina y no quiso señalar no uno, si no dos derribos a Víctor Fenoll primero de Mario Gómez y más tarde de Iosu Villar. Ni uno ni otro mereció penalti para el colegiado pese a la indignación generalizada en el equipo y la grada.

Los azulgranas intentaron el empate primero con un libre directo del propio Fenoll que atrapó Javi Sánchez y también Luis Castillo en otro remate de cabeza que acabó en saque de portería, rodeado de protestas por lo que entendieron los del Yeclano que fue córner. Tampoco lo concedió el colegiado valenciano.

Sin embargo, el cuadro de Juanma Barrero pudo también ampliar su ventaja en dos ocasiones clarísimas que, primero salvó Serna arrebatando la pelota a Chirri ya en boca de gol y segundo por parte de Antonio Pino que, tras driblar al cancerbero, mandó el balón al lateral de la red. La última oportunidad de la primera mitad fue para Alayeto, que culminó una gran acción con Mario Sánchez disparando a la izquierda de la meta rival.

Había que mejorar prestaciones en la segunda mitad y el equipo de Sandroni ajustó líneas. Metió a Tonete por Rashiti y el cambio resultó clave. Fue en el 58′. Antes, el encuentro entró en una fase algo dormida que despertó con la entrada del ‘Juvenil’.

A los 66 de juego llegó el 1-1, obra de un excepcional Javi Saura que se acomodó el disparo con la pierna derecha y lo mandó al palo largo inalcanzable para el portero. La Constitución despertó de su letargo y con la propia inercia llegó la obra de arte de la jornada.

Alayeto dispuso un balón largo y alto al segundo palo donde aparecía Tonete que, sin pensárselo, se levantó de media tijera para dar la vuelta al partido. Un golazo para enmarcar que quedó ensombrecido por la expulsión de Alayeto por doble amonestación a falta todavía de 17 minutos para el final.

Tiempo suficiente para que el colegiado volviese a castigar al conjunto azulgrana. En un saque de esquina cualquiera, una acción cualquiera, acabó en penalti favorable al Mérida que convirtió José Gaspar a falta de cinco minutos para el final.

Un duro castigo para un equipo que fue netamente mejor que el Mérida pero la actuación arbitral, desgraciadamente, volvió a no estar a la altura de las circunstancias.

Yeclano Merida

Compartir.