Spumaytel

‘Km 0’ para un año de ilusión azulgrana

0

Nueva categoría, misma filosofía. El Yeclano vuelve a la Segunda División B tras seis años de ausencia y lo hace después de ser campeón dos veces consecutivas de la Tercera murciana y de lograr el ascenso en Cantabria a principios de este junio.

La columna vertebral del equipo que tantas alegrías ha dado en Yecla estos últimos dos años tendrá la oportunidad de mostrar su talento en el ilusionante proyecto de los del Altiplano en la categoría de bronce.
En el equipo siguen los mejores del año pasado. Los jugadores más destacados han renovado y tan solo han causado baja seis jugadores que el cuerpo técnico decidió no renovar para tratar de tener una plantilla lo más competitiva posible ante el desafía de la salvación que tiene que afrontar en esta 2019-2020.

Jugadores como el héroe del ascenso Miguel Serna, el pichichi y corazón del equipo Álex Vaquero, el desequilibrante Víctor Fenoll, el artillero Íker Torre, el siempre intenso Íñigo Alayeto, la gran colocación de Pablo Vivanco, la electricidad en la banda de Mario Sánchez o la seguridad defensiva de Fran Martínez se volverán a ver en La Constitución un año más.

También continúan los buques insignia de la casa. Los canteranos que hacen del Yeclano uno de los proyectos más singulares de esta categoría. Jugadores como Chino, Tonete, Javi Muñoz, Rafa López, Carlos Felipe, Marcos, Álvaro Navarro, Sergio Bañón y las nuevas promesas que piden paso para mostrar que el Yeclano es un equipo con identidad, con arraigo en el municipio y donde los mejores jugadores de la casa tienen oportunidades y son pieza clave en los éxitos conseguidos.

Para completar este proyecto han llegado nuevas incorporaciones con mucha experiencia en la categoría a la que llega el conjunto azulgrana y que tratarán de ofrecer un salto de calidad a la completa plantilla con la que consiguió el ascenso el club yeclano. Los últimos en llegar han sido el centrocampista Carlos Selfa y el central Ubay Luzardo. Del primero cabe destacar sus ocho temporada en la categoría de bronce, del segundo una gran envergadura y una eficacia en el centro de la defensa que los de La constitución necesitaban.

También en la defensa llega el lateral zurdo Héctor Camps, uno de los jugadores que más han ilusionado en la pretemporada. En la punta de ataque llega procedente del UCAM B la promesa Renato, un delantero sub-23 que ofrecerá velocidad y calidad al conjunto de Sandroni. También joven y con mucha proyección es el guardameta polaco Grzegorz Kllemann que buscará competir con Miguel Serna bajo los palos.

Refuerzos que vienen a tratar de hacer más competitiva una temporada que se prevé complicada y difícil para los de Yecla. El objetivo es ambicioso, lograr al tercer intento la salvación de un proyecto modesto y humilde. Es el gran reto de Héctor Alejandro Altamirano Sandroni, su entrenador. El preparador local cumple su novena temporada al frente del club, la cuarta de su segunda etapa.

El entrenador de origen argentino, pero afincado en Yecla desde hace décadas ha desmentido que segundas etapas nunca fueron buenas. Se trata de la segunda ocasión en la que intentará la salvación con los azulgranas en Segunda B ante proyectos mucho más fuertes en lo económico. Lo hace con mayor experiencia y con las ideas claras.

El Yeclano Deportivo nació en 2004 y desde su fundación solo ha contado con un presidente. Pedro Romero vuelve a asumir las riendas del equipo con una apuesta decidida, pero muy humilde. El trabajo y la dedicación constante es el secreto para un club que se ha convertido en ejemplo y que tratará de mostrar en los terrenos de juego que el apostar por la gente de casa, por estar ligado en todos los aspectos a una ciudad industrial como Yecla, por cumplir siempre con sus compromisos tiene que tener premio.

En una categoría donde el dinero y os excesos son los protagonistas llega un club que no ha olvidado sus raíces. Vuelve el vetusto campo de La Constitución a la segunda B. Ese campo de dimensiones reducidas y donde el público está a unos centímetros del césped y que cuenta con una afición fiel y que ha generado en tercera División lo que muchos clubes no han podido disfrutar en Segunda B.

En la presentación del equipo Yecla ya mostró que quiere Segunda B y que va a contar con 12 jugadores en su campo. Más de 1500 personas acudieron a la puesta de largo de un equipo que cuenta con la Peña CurvaBar y con grandes aficionados que van a luchar tanto o más que sus jugadores por seguir en la categoría de bronce. Es el gran activo de un equipo que pretende dar la sorpresa en este grupo y disfrutar de una categoría que se lleva mereciendo desde hace años y donde no quieren ser unos convidados de piedra.

Compartir.