Spumaytel

Del Moral finiquita el sueño azulgrana (2-3)

0

El Yeclano murió con dignidad y se despidió de forma cruel del sueño de regresar a Segunda B contra un Sanluqueño que mostró su oficio y que se ayudó de un estelar Dani del Moral para hacer añicos el intento de remontada de un conjunto azulgrana que mostró el carácter de sus mejores partidos.

Y es que los de Sandroni salieron al césped de La Constitución con una idea clara: había que marcar pronto. Y después del minuto de silencio más emotivo que se recuerda en la casa por la muerte de la pequeña Marta Bautista, los azulgranas trataron de ser tan valientes como la joven y se volcaron sobre la puerta de Diego.

Los frutos llegaron pronto, fue en una jugada a balón parado que ejecutó Víctor Ruiz y que remató Álex Vaquero para materializar el 1-0 y para hacer creer a las casi 4.000 almas que dieron su aliento al equipo los 90 minutos.

Tras el gol, los azulgranas continuaron con su fútbol vertical y arriesgado que tan buen resultado les ha dado esta temporada. Un minuto después lo intentó Víctor Ruiz, pero no encontró portería. Casi sin solución de continuidad Tonete remató sobre la puerta andaluza, pero tampoco llegó el deseado gol.

Parecía que el guionista del partido podía traer una tarde histórica para La Constitución, pero lo que trajo fue un jugador de superior categoría que cercenó las ambiciones locales. Dani del Moral comenzó su exhibición en el 16 con un remate con la zurda al borde del área que puso el empate y que dejó muy tocados a los de casa.

Y es que los yeclanos se vieron sacudidos por ese tanto que dejó muy lejos el ascenso ante un Sanluqueño que se mostró robusto en defensa y con mucho oficio. Incluso los visitantes se pudieron adelantar, pero Gallardo envió el balón a la madera. De ahí al descanso lo intentaron con timidez los azulgranas en un disparo de Tonete que interceptó la zaga y un remate de Álex Vaquero que no encontró el camino del gol.

Tras el receso, el Yeclano volvió a tener fe, pese a que necesitaba cuatro goles para lograr el sueño. Víctor Ruiz fue el primero que intentó marcar el segundo con una gran jugada personal que terminó con un disparo que se fue por poco. Fue el prolegómeno del segundo de la tarde.

Un tanto que de nuevo llegó a balón parado, Álex Vaquero lanzó una falta, Diego detuvo el lanzamiento y el canterano Kun marcó al aprovechar el rechace. La afición se vino arriba y trató de creer en que la remontada podía ser posible.

Fueron ocho minutos donde los de casa apostaron fuerte y cerca estuvieron de marcar el tercero, pero se chocaron de nuevo con la realidad, que tenía en la tarde de ayer el dorsal 7 y que fusiló con un sobresaliente disparo a Miguel Serna para hundir a los de Yecla.

Ya con todo perdido, el conjunto de Sandroni tiró de carácter y continuó buscando la puerta andaluza, aunque sin acierto. Aún hubo tiempo para recibir el jarro de agua fría definitivo con el triplete de Dani del Moral que le dio a los suyos el billete definitivo para la categoría de bronce. Los 11 minutos siguientes ya no fueron necesarios, pero en ningún momento los de Sandroni bajaron los brazos y cayeron con dignidad ante un justo vencedor.

Lo que ocurrió tras el pitido del árbitro fue la mejor expresión del deporte. Unos sonrieron, otros lloraron, pero ambas aficiones se hermanaron y cantaron los nombres de los dos equipos. El Sanluqueño felicitó a los seguidores azulgranas e incluso festejaron el ascenso junto a ellos y también junto a los 300 aficionados que llegaron desde Cádiz para disfrutar de como su equipo lograba el éxito.

Y el Yeclano se rindió ante una afición entregada y que ha revivido esta temporada y que puso de manifiesto el inmenso orgullo que tiene por este club y estos futbolistas y que obligó a los suyos a luchar el año que viene por estar en Segunda B con los mismos valores que ha hecho vibrar a miles de personas durante este año. Yecla se queda a las puertas de la categoría de bronce pero luchará la próxima temporada por volver a la competición de donde nunca debió marcharse.

Queda por saber si lo intentarán con Sandroni o no en el banquillo, si el grueso de este equipo ganador seguirá o no, pero dejan una temporada magnífica que no ha podido acabar con el premio final del ansiado ascenso que ha dejado La Constitución entre la tristeza por no lograr el gran objetivo y el orgullo por contar con un conjunto luchador y en el que la mayoría son jugadores locales. El año que viene lo podrán intentar de nuevo.

Aquí puedes ver las reacciones:

Compartir.