Spumaytel

Tonete venga al Yeclano ante el Sanluqueño con un doblete (0-2)

0

Ofrecido por CARNICERÍA CARMELO PUCHE


“Una cita señalada en rojo” dijo un exultante Pablo Vivanco a pie de campo. Había ganas de devolver el golpe al Atlético Sanluqueño. Y el resultado lo dice todo. Un ‘juvenil’ de leyenda como Tonete tumbó al conjunto de Sanlúcar de Barrameda con dos goles de pillo y sirvió la ‘venganza’ en plato frío en forma de tres puntos, el primer triunfo azulgrana como visitante. Los de Abel Gómez, que fue expulsado, pidieron penalti de Chino sobre Antonio Jesús antes del descanso pero fueron incapaces de encontrar la forma de batir a Miguel Serna.

El Yeclano volvió a dejar patente que le ha tomado la medida a la categoría y al orden táctico necesario para mantener el nivel competitivo fuera de casa. Los de Sandroni supieron conectarse al partido desde el primer minuto de juego. De hecho, ninguno de los dos equipos supo desenlazar las defensas rivales hasta pasados los primeros 12 minutos.

Fue el Sanluqueño el primero en avisar. Primero con un testarazo desviado de José Romero en un libre directo colgado por Quesada y más tarde David Segura, que probó los reflejos de un recuperado Miguel Serna que detuvo su disparo lejano pero seco en dos tiempos.

El Yeclano fue paciente a la hora de esperar su oportunidad. La encontró, tras varios intentos sin remate, en la formidable inteligencia de Tonete. El delantero supo infiltrarse entre los dos centrales y, de cabeza, mandar a gol un medido centro de Renato desde la izquierda. Un premio en forma de gol que casi obtuvo réplica dos minutos después en otra buena triangulación de Fenoll con Luis Castillo que acabó con un centro pasado del yeclano.

Los de Sanlúcar de Barrameda pasaron malos momentos tras el gol pero se rehicieron a fuerza de poner a prueba la velocidad de los centrales azulgranas. Primero fue Abenza el que ganó la carrera a Ubay que tuvo que enmendar Chino. Después el propio Chino fue el artífice de un posible penalti sobre Antonio Jesús que le costó la expulsión a Abel Gómez por sus protestas al colegiado melillense Amad Ahmed. El descanso llegó en un clima caldeado debido a esa acción.

Y con esa rabia acumulada, el conjunto local se propuso por todos los medios empatar el partido. Gómez apostó por un relevo nada más comenzar el segundo acto y dispuso en el campo a Dani del Moral, que probó suerte por banda derecha con varias ocasiones consecutivas.

Sin embargo, Tonete se volvió a saltar el guion previsto. Vivanco recuperó un balón en la medular y sirvió al espacio al delantero azulgrana que, en dos remates, hizo el segundo tanto de los de Yecla. El 0-2 que, en otras ocasiones, se le apoda ‘el de la tranquilidad’, fue todo lo contrario. Las necesidades del Sanluqueño provocaron que se desbocara el huracán. Geijo y Güiza entraron para completar el arsenal ofensivo de los gaditanos que sometieron a un acoso constante a un Yeclano que sólo pudo servirse del ‘otro fútbol’ para despresurizarse de vez en cuando.

En el contador de ocasiones figura un larguero de Nando Quesada en un libre directo. Una cabeza salvadora de Selfa bajo palos con Serna ya vencido tras un intento de Geijo. Una múltiple ocasión que se estrelló una y otra vez con la muralla azulgrana. Y por último, un paradón de Serna que, con cierto adorno, silenciaba casi al final a un Palmar que no dejó de acordarse del penalti no señalado en la primera mitad. Saura, por su parte, tuvo una oportunidad ya casi al final para el 0-3 pero fue innecesario.

La ‘vendetta’ se consumó año y medio después. Sin embargo, lo más valioso son, por un lado, los tres primeros puntos que se consiguen lejos de Yecla; y por otro, la sensación de que el Yeclano Deportivo ha perdido el miedo a la categoría definitivamente. Y así, en ese camino, es donde se llegará a la meta final.

YeclaSport_FichaSanluqueño_Yeclano

Compartir.